Era una vez

Era una vez

Era un hombre tan flaco, tan flaco, que se le posó un mosca en la nariz y se cayó de frente.

Seguir Leyendo

Era una vez

Era una vez un niño tan feo, pero tan feo, que cuando nació, el doctor le dijo a su mamá: Si no recibe la banana, ¡es niño!

Seguir Leyendo

Era una vez

Era una vez un monaguillo y un padre que van en un avión, entonces el padre le pregunta al monaguillo: ¿Hijo a que altura estamos? y este le responde a 3.000 pies padre y el padre dice me trae un vino por favor aeromoza, al rato el padre le vuelve ..

Seguir Leyendo

Era una vez

Este era un hombre que todos los días le pedía a Dios para sacarse el Loto.
Ofreció promesas, misas, hora santa, y toda clase de pedido, con contar que Dios lo ayudara a sacarse la loto.
Un día esta sentado en el patio de su casa en una mec..

Seguir Leyendo

Era una vez

Había una vez un señor que le dice enojado al mesero:
¡Mesero, ya le he pedido 100 veces un vaso con agua!
Entonces, el mesero dice:
Rápido, tráiganle 100 vasos de agua al señor.

Seguir Leyendo

Era una vez

Era tan feo, tan feo, pero tan feo, que cuando su mamá lo parió la policía la detuvo por arrojar escombros.

Seguir Leyendo

Era una vez

Era una vez un hombre tan tacaño, tan tacaño, pero tan tacaño, que una vez estaba soñando que estaba comiendo y le tocaba pagar la cuenta, se despertó.

Seguir Leyendo

Era una vez

Era un mes tan seco que las vacas de mi abuela dieron leche en polvo.

Seguir Leyendo

Era una vez

Un señor que tenía sólo la mitad de su brazo izquierdo, llevaba puesto su reloj en ese brazo. Pasa un camionero y con curiosidad le pregunta:
Señor, disculpe, ¿por qué mejor no se pone el reloj en la mano derecha? Sería más cómodo para v..

Seguir Leyendo